s

Johnny Pacheco

El Maestro

$1.29

Johnny Pacheco

El Maestro

$12.90 Album
$12.90 Album
$12.90 Album
Las Muchachas
Guaguanco Pa'l Que Sabe
Simani
El Chivo
Hoy Como Ayer
Prestame Los Guantes
Yo Quiero Una Mujer
El Faisan
Yo No Parlevu France
Mango Mangue

Though born in the Dominican Republic in 1935, the multi-talented Johnny Pacheco admits that he hates the island's native merengue with a passion. In fact, it was the music he heard on Cuban radio by the likes of Arcaño y sus Maravillas, Arsenio Rodríguez and Chappottín, that he fixated on at an early age. And despite such passing fads like as boogaloo and salsa romántica, it has been hishis passion for typical Cuban music that hasis what defined the course of his musical career, which spanned spanning seven decades.

He Pacheo was 11 years of age when his family relocated to the Bronx, New York, and not unexpectedlyso it was no coinciden that, his initial gigs in New York were with merengue bands. He later spurned a career in engineering when he discovered that working as a musician could be more lucrative. Starting as a percussionist, he worked with such prestigious names as Tito Puente, Pérez Prado and Stan Kenton.

Pacheco Johnny was both conguero and bongosero with the Latin jazz- oriented Charlie Palmieri Quartet in the late 19'50’s when the impact of Cuban José Fajardo's flute and fiddles-led charanga band on New York's Latino community inspired Charlie Palmieri to launch his Charanga "La Duboney" with Johnny Pacheco on flute. After one album together, Johnny and CharliePacheco and Palmieri developed professional differences, and Johnny Pacheco split to lead his own charanga. Pacheco y Ssu Charanga became the most popular band of the 1960-1964 pachanga / charanga craze and made the band recorded five albums on Al Santiago's Alegre label. The charanga fad began to run out of steam by the mid-19'60’s, due, in part, to theplus the Cuban revolution, which starved New York of a supply of musicians, particularly violinists, who could perform this e style of popular Cuban dance music.

Ever the pragmatist, Johnny Pacheco also had a conjunto (small musical group) with horns on the side. Johnny Pacheco befriended Italian-American lawyer Jerry Masucci, and from humble beginnings, they founded what would become the mighty Fania Records empire. Johnny's Pacheco's pure Cuban conjunto of vocals, trumpets and rhythm section, named Nuevo Tumbao (New Rhythm), kicked off the label's vast catalogue in 1964 with the album Cañonazo. Besides his work on numerous other historical projects, Johnny's, Pacheco’s Nuevo Tumbao clockedchalked-up eight albums over the next nine years.

Apart from a brief hiatus in the mid-19'60’s, Nuevo Tumbao's principal singer since Cañonazo had been Pete "El Conde" Rodríguez, who launched a solo career in 1974. Johnny Pacheco bought in the smoky voice of Havana-born Héctor Casanova for the 1975's El Maestro, on whichat which time the group was reborn renamed as Tumbao Añejo (Aged Rhythm). Héctor,Casanova, whose voice has a similar timbre to Rodríguez’sPete's, was criticizsed for imitating his predecessor. Previously he sang on the excellent En Una Nota! (1974 on Inca) by Monguito Santamaría, Mongo Santamaría's son.

Detractors of Pacheco criticizsed him for copying the great Cuban musical institution La Sonora Matancera. Though there is substance to this, his "new" matancerized sound, executed with aplomb and verve, was a triumph. On the Grammy-nominated El Maestro he shamelessly covers three numbers from La Sonora's extensive repertoire: "El Chivo", "Las Muchachas", written by the great Dominican-born, but Venezuelan-based bandleader Billo Frómeta, and "Mango Mangüee", a classic penned by Cuban Francisco Fellove. The versatile Casanova does justice to the classic Beny Moré bolero "Hoy Como Ayer" written by Pedro Vega.

The jewel of the album is "Guaguancó Pa'lL Que Sabe", written by composer and arranger Felipe Yánez, to whom the album is dedicated. This was also the biggest hit of the set, featuring an elegant piano solo from Papo Lucca, who takes another solo on Johnny's Pacheco's composition "Yo No Parlevu France". A majestic solo from tres guitarist Charlie Rodríguez distinguishes another highlight, "El Faisán".

Casanova recorded an additional further two albums with Johnny Pacheco before going solo at the beginning of the 1980’s. In addition to making four solo albums between 1980 and 1998, he has sung lead vocals on albums by Africando, the Cuban Masters, Son 80's and Los Soneros de Oriente. After releasing a series of albums on which he teamed up with veteran singers like Angel Luis Silva "Melón", Daniel Santos, Celio González and Rolando La Serie, Johnny Pacheco reunited with El Conde to make four more albums for Fania between 1983 and 1989, including the Grammy-nominated Salsobita (1987). Casanova guested was a guest on one track of Johnny's Pacheco’s final Fania solo outing, Sima! (1993), and in 2004 he participated in Johnny's Pacheco's comeback album Entre Amigos on Bronco.

Vocals: Hector Casanova
Producer: Johnny Pacheco
Photography: Lee Marshall
Album Design: Ron Levine
Recording Studio: Good Vibrations Sound Studios

Written by John Child
A pesar de haber nacido en República Dominicana, en el año 1935, el multifacético Johnny Pacheco admite que odia el merengue, ritmo originario de la isla. De hecho, fue la música del tipo de Arcañao y sus Maravillas, Arsenio Rodríguez y Chapottín, la que escuchaba en una radio cubana, la que se clavó en él a temprana edad. Y a pesar de las modas del momento, como el boogaloo y la salsa romántica, su pasión por la música cubana típica es lo que definió el curso de su carrera musical, que se extendió durante siete décadas.

Pacheco tenía 11 años cuando su familia se trasladó al Bronx, Nueva York y no es coincidencia que sus primeras incursiones musicales en la gran manzana fueran en orquestas de merengue. Más tarde, despreció una carrera como ingeniero al descubrir que trabajar como músico podía ser más lucrativo. En sus comienzos como percusionista, trabajó con prestigiosos músicos de la talla de Tito Puente, Pérez Prado y Stan Kenton.

A fines de los años 50, Pacheco fue conguero y bongosero en el cuarteto de estilo jazz latino de Charlie Palmieri, época en la que en la comunidad latina de Nueva York, el sonido impactante de la orquesta de charanga del cubano José Fajardo, en la que predominaban la flauta y los violines, inspiraron a Palmieri para lanzar su Charanga "La Duboney" con Pacheco en la flauta.

Después de grabar un álbum juntos, se generaron diferencias profesionales entre Pacheco y Palmieri y Pacheco decidió separarse y formar su propia charanga.
Pacheco y Su Charanga rápidamente se convirtió en la orquesta más famosa del furor creado por la pachanga/charanga entre los años 1960 y 1964, lo que significó que la orquesta grabara cinco álbumes bajo el sello Alegre de Al Santiago. El furor por la charanga comenzó a decaer a mediados de los años sesenta, en parte, debido a la Revolución Cubana, que privó a Nueva York de su mina de músicos, en particular violinistas, quienes tocaban este estilo de música bailable cubana.

Siempre un pragmático, Pacheco también tuvo un conjunto (pequeña agrupación musical) con trompetas en un costado. Pacheco entabló amistad con el abogado ítalo-americano Jerry Masucci, con quien fundó, desde sus humildes comienzos, lo que se convertiría en el poderoso imperio Fania Records. El Nuevo Tumbao (Nuevo Ritmo), conjunto de voces, trompetas y sección rítmica de Pacheco, en el más puro estilo cubano, dio el puntapié inicial al amplio catálogo del sello con el álbum Cañonazo en 1964. Además de su trabajo en otros numerosos proyectos históricos, el Nuevo Tumbao de Pacheco se anotó ocho álbumes en los nueve años que siguieron.

Aparte de un breve vacío que se produjo a mediados de los años sesenta, el principal cantante del Nuevo Tumbao, desde la aparición de Cañonazo, fue Pete “El Conde” Rodríguez, quien lanzara su carrera como solista en 1974. Pacheco creyó en la voz de "tabaco” del habanero Héctor Casanova para el álbum El Maestro de 1975, época en que el grupo fue rebautizado como Tumbao Añejo (Ritmo Antiguo). Casanova, cuya voz tenía un timbre similar a la de Rodríguez, fue criticado por imitar a su predecesor. Anteriormente había cantado en el magnífico ¡En Una Nota! (1974 de Inca) de Monguito Santamaría, hijo de Mongo Santamaría.
Los detractores de Pacheco lo criticaron por copiar a la gran institución de la música cubana La Sonora Matancera. No obstante, la solidez de su “nuevo” sonido matancero, ejecutado con aplomo y vitalidad, fue un éxito. Descaramente, en el nominado al Grammy El Maestro, incluyó tres temas del extenso repertorio de La Sonora: El Chivo y Las Muchachas, escrito por el gran líder de banda dominicano, radicado en Venezuela, , Billo Frómeta y Mango Mangüe, clásico escrito por el cubano Francisco Fellove. El versátil Casanova hace honor al clásico bolero de Beny Moré, Hoy Como Ayer, escrito por Pedro Vega.

La joya de este álbum es “Guaguancó Pa´l Que Sabe” escrito por el compositor y arreglista Felipe Yañez, a quien fuera dedicado este álbum. Este también fue el mayor éxito de la placa, en el que destaca un elegante solo de piano de Papo Lucca, quien toca otro solo en la composición de Pacheco Yo No Parlevu France. Un magnífico solo del guitarrista Charlie Rodríguez distingue a otro destacado, El Faisán.

Casanova grabó otros dos álbumes con Pacheco antes de iniciar su carrera como solista a comienzos de los ochenta. Además de grabar cuatro álbumes como solista, entre 1980 y 1998, ha cantado como solista en álbumes de Africando, the Cuban Masters, Son 80's y Los Soneros de Oriente. Después de lanzar al mercado una serie de álbumes, en los que trabajó con cantantes consagrados como Ángel Luis Silva “Melón”, Daniel Santos, Celio González y Rolando La Serie, Pacheco se juntó nuevamente con El Conde para grabar cuatro álbumes más para Fania entre los años 1983 y 1989, entre los que se encontraba el nominado al Grammy, Salsobita (1987). Casanova participó como invitado en uno de los temas de la última producción de Pacheco como solista para Fania, ¡Sima! (1993) y en 2004 participó en el álbum que marco el regreso de Pacheco a los estudios de grabación, el álbum Entre Amigos, editado por Bronco.

Vocal: Hector Casanova
Productor: Johnny Pacheco
Fotografia: Lee Marshall
Arte: Ron Levine
Grabado en: Good Vibrations Sound Studios

Escrito por John Child