s

Tipica 73

Charangueando con la Tipica 73

$1.29

Tipica 73

Charangueando con la Tipica 73

Busco Una Chiquita
Adonde Vas
Cachita
Yo No Camino Mas
Tunas
Chanchullo
Galletana
Comparsas

In his liner notes for the original LP, Sonny Bravo wrote that the Típica 73 repertoire and arrangements heard on this recording actually came from informal Monday night jam sessions at a New York club. “There were no charts then,” wrote Bravo describing the band’s collective arranging style. We relied mainly on old charanga standards. I would start off with a riff…then Johnny would come up with a break. After the montuno Rene would improvise a horn mambo, etc.” Bravo wrote the charts out for future performances, but it really was a group effort when it came to writing the arrangements. The musicians associated with Típica 73 are amongst the finest in the history of New York’s Cuban popular music scene, and Latin music enthusiasts are lucky that this group came together on those Monday nights to play. The band’s first records were not actually in the charanga style, but closer to a conjunto or orquesta. What separated Típica 73 from its contemporaries was a deep knowledge of Cuban popular music and an interest in staying current with the music on the island after 1959. The band frequently recorded contemporary Cuban hits, but they were not content to merely copy and instead infused their music with humor, inside jokes and musical innovations. It is a misconception that this album was recorded after the release of 1979’s Intercambio Cultural, when the band traveled to Cuba to record with Cuban musicians. In fact, this album was recorded in the summer of 1978 but Fania pushed its release to 1980 to capitalize on the band’s publicity with the Cuban album and trip. When I spoke with Bravo in September 2005 he shared these insightful words about the Cuba trip: “Going to Cuba cost me the band, but if I had to do it over again I would do it exactly the same (way).” After the trip, the band stopped playing for Cuban-American groups and certain engagements were publicly threatened with violence as a result of traveling to Cuba and “consorting with communists.” This is ironic especially considering that the 1990s was a decade of much interaction between Cuban and U.S.-based musicians. Born in New York, Sonny Bravo (born Elio Osácar) was the son of tampeño, Santiago “Elio” Osácar, of the Cuarteto and Conjunto Caney. Joining Caney a year after his father passed away, Bravo was active in Miami during the 1950s performing opposite Orquesta Aragón, Roberto Faz and Benny Moré. He would later go on to many high-profile musical associations. Bravo is a direct link to the past and future of Latin-Caribbean music and the same could be said for the musicians who have filled Típica’s ranks over the years, such as Orestes Vilató, Johnny Rodríguez and Mario Rivera, and others. Hopefully, subsequent re-issues will cover the success and dramatic split that punctuates the history of this unique musical group.Enjoy! A standard in José Fajardo’s repertoire, Busco una Chiquita is given a Típica 73 makeover. Bravo fleshed out the original line and Alfredo de la Fé picks out new guajeos on the violin and uses a wah-wah pedal. In a twist on the original lyrics, the band capitalizes on the salsa craze singing “Mi chiquita si tu me quieres, ven conmigo a bailar la salsa.” Tito Puente’s A Donde Vas features a modern jazz-influenced piano introduction by Bravo. This swinging song is a tasty guajira that showcase Dick “Taco” Meza on the flute. The vocals evoke the style of Orquesta Aragón but the band personalizes the song: “Te fuiste con la Típica 73.” This version of Rafael Hernández’s Cachita has become the standard reference when musicians play the tune today. Here you can hear how Bravo’s jazzy harmonization of the melody and the overall swinging effervescence of the band exemplify the Típica 73 sound throughout the solos, montunos, mambos and moñas. Yo no camino mas is another charanga warhorse performed by many groups to this day, both within Cuba and elsewhere. Típica was always comprised of new and established musical talent and listening to a young José Alberto “El Canario,” it is easy to see how his current style was shaped as a result of his time with the band. Tunas serves as a showcase for the individual personalities of the band members. Bravo’s tasty solo is a textbook for would-be pianists— “guarapo en teclas.” In the introduction to Chanchullo, the band deviates from the charanga tradition through the use of modern harmony (whole tone scales) and sonic manipulation (echo effects). The song also treats listeners to inventive solos by Alfredo de la Fé, Rene Lopez, Joe Grajales, Johnny Rodríguez and Nicky Marrero. In Bravo’s words, the traditional Comparsas medley that concludes the album was conceived of as a “despedida.” The beginning starts with a familiar Típica arrangement technique: Bravo and de la Fé improvising freely over the rhythm section. This gives way to a straightforward rendition of several Cuban carnival songs but as always with a few twists à la Típica. Charangueando Con La Típica '73 (Fania 560), Released 1980; Produced by Sonny Bravo Arranged by Sonny Bravo and Típica 73 Art Director: Ollie Johnson/GrantAssociation Original LP Photo (back cover): Frank Kolleogy Engineer: Irv Greenbaum José Alberto - lead vocals Sonny Bravo - piano, chorus Alfredo de la Fé - 5 string violin José Grajales - congas Rene Lopez - lead trumpet Nicky Marrero - timbales Dick Meza Tenor - sax, flute Dave Perez - bass Mario Rivera - baritone sax John Rodriguez, Jr. - bongos, güiro Lionel Sánchez - trumpet Felo Barrio - chorus Roberto Rodríguez - chorus Special Guests: Milton Cardona - quinto (Comparsas) Mike Collazo drum set (Comparsas) Angel “Cachete” Maldonado - batá, congas Leopoldo Pineda - trombone Written by Benjamin Lapidus, Ph.D. En la ficha técnica del LP original, Sonny Bravo escribió que el repertorio y los arreglos de la Típica 73, escuchados en esta grabación, realmente venían de una jam session (sesión de músicos para improvisar) nocturna informal, realizada un lunes en un club de Nueva York. “Entonces, no había bosquejos", escribió Bravo, describiendo el estilo colectivo de arreglos de la orquesta. Confiamos, principalmente, en los viejos estándares de la charanga. Comenzaría con un riff…luego, Johnny daría un corte. Después el montuno René improvisaría un mambo en trompeta, etc.” Bravo escribió los bosquejos para futuras actuaciones, pero en verdad era un esfuerzo de grupo cuando se llegaba a escribir los arreglos. Los músicos asociados con la Típica 73 están entre lo más refinado de la historia de la escena musical popular cubana de Nueva York y los entusiastas de la música latina tuvieron suerte de que este grupo se reuniera a tocar esas noches de lunes. Los primeros discos de la orquesta no fueron, en realidad, en el estilo charanga, pero se acercan a un conjunto u orquesta. Lo que separaba a la Típica 73 de sus contemporáneos era un profundo conocimiento de la música popular cubana y un interés en estar al día con la música de la isla después de 1959. La orquesta grababa frecuentemente éxitos cubanos del momento, pero no se conformaban con una simple copia, sino que además inyectaban su música con humor, bromas internas e innovaciones musicales. Es un engaño que este álbum haya sido grabado después del lanzamiento al mercado de Intercambio Cultural de 1979, cuando la orquesta viajó a Cuba a grabar con músicos cubanos. De hecho, este álbum fue grabado en el verano de 1978, pero Fania postergó su lanzamiento hasta 1980 para sacar provecho de la publicidad de la orquesta con el álbum y viaje a Cuba. Cuando hablé con Bravo en septiembre de 2005, él compartió estas agudas palabras sobre el viaje a Cuba: “Ir a Cuba me costó la orquesta, pero si tuviera que hacerlo otra vez, lo haría exactamente de la misma manera." Después del viaje, la orquesta dejó de tocar para grupos cubano-americanos y ciertos compromisos eran amenazados públicamente con violencia como resultado del viaje a Cuba y la “asociación con los comunistas.” Esto es irónico, especialmente, si se considera que los noventa fue una década de mucha interacción entre músicos en Cuba y los Estados Unidos. Nacido en Nueva York, Sonny Bravo (de nombre Elio Osácar) era el hijo del tampeño Santiago “Elio” Osácar, del Cuarteto y Conjunto Caney. Cuando se unió a Caney, un año después del fallecimiento de su padre, Bravo se encontraba activo en Miami durante los cincuenta, tocando con la Orquesta Aragón, Roberto Faz y Benny Moré. Más tarde, continuaría en varias asociaciones musicales de alto perfil. Bravo constituye un vínculo directo entre el pasado y el futuro de la música latina-caribeña y lo mismo podría decirse de los músicos que han ocupado las posiciones de la Típica en estos años, como Orestes Vilató, Johnny Rodríguez y Mario Rivera entre otros. Afortunadamente, siguientes re-ediciones cubrirán el éxito y la importante separación que realza la historia de este grupo musical único. ¡Disfrútelo! Un estándar en el repertorio de José Fajardo, Busco una Chiquita, revive en el estilo de la Típica 73. Bravo agregó detalles a la línea original y Alfredo de la Fé toma nuevos guajeos (patrón de ejecución) en el violín y usa un pedal wah-wah. En un giro de la letra original, la orquesta saca partido del furor de la salsa cantando, “Mi chiquita, si tú me quieres, ven conmigo a bailar salsa.” A Dónde Vas de Tito Puente ofrece una introducción en piano con influencia del jazz moderno, ejecutada por Bravo. Esta cadenciosa canción es una sabrosa guajira que exhibe a Dick “Taco” Meza en la flauta. Las voces evocan el estilo de la Orquesta Aragón, pero la orquesta personaliza la canción: “Te fuiste con la Típica 73” Esta versión de Cachita de Rafael Hernández se ha convertido en el referente estándar, cuando los músicos la tocan en nuestros días. Aquí usted puede escuchar cómo la armonización jazzística de Bravo, sobre la melodía y la efervescencia de movimiento de la orquesta, ejemplifican el sonido de la Típica 73 durante todos los solos, montunos, mambos y moñas (una pequeña línea de mambo improvisada). Yo no camino más es otro caballo de batalla entre las charangas ejecutada por varios grupos hasta hoy, tanto en Cuba como en otras partes. La Típica estaba siempre formada por talentos musicales nuevos y establecidos y al escuchar a un joven José Alberto "El Canario", resulta fácil ver como su estilo actual es resultado de su tiempo con la orquesta. Las tunas sirven como vitrinas para las personalidades individuales de los miembros de la orquesta. El sabroso solo de Bravo es un libro de consulta para aspirantes a pianistas- “guarapo en teclas.” En la introducción a Chanchullo, la orquesta se aparta de la tradición de la charanga a través del uso de armonías modernas (escalas de tonos enteros) y manipulación de los sonidos (efectos eco). La canción también invita al auditor a solos creativos, ejecutados por Alfredo de la Fé, René López, Joe Grajales, Johnny Rodríguez y Nicky Marrero. En palabras de Bravo, las mezclas de Comparsas tradicionales que finalizan este álbum fueron concebidas como una “despedida.” El inicio parte con una técnica familiar en los arreglos de la Típica: Bravo y de la Fé improvisan libremente sobre una sección rítmica. Esto cede su puesto a una interpretación de varias canciones cubanas de carnaval, pero como de costumbre, con unos pocos giros à la Típica. Charangueando Con La Típica 73 (Fania 560), Lanzado al mercado en 1980 Producido por Sonny Bravo Arreglos Sonny Bravo y la Típica 73 Director Artístico: Ollie Johnson/GrantAssociation Fotografía Original del LP (contra tapa) Frank Kolleogy Ingeniero: Irv Greenbaum José Alberto – voz principal Sonny Bravo – piano, coros Alfredo de la Fé – violín de 5 cuerdas José Grajales - congas René López – trompeta principal Nicky Marrero - timbales Dick Meza – saxo tenor, flauta Dave pérez - bajo Mario Rivera – saxo barítono John Rodríguez, Jr – bongos, güiro Lionel Sa´nchez - trompeta Felo Barrio - coros Roberto Rodríguez - coro Artistas Invitados: Milton Cardona – quinto (Comparsas) Mike Collazo – juego de tambores (Comparsas) Ángel “Cachete” Maldonado – batá, congas Leopoldo Pineda - trombón Escrito por Benjamin Lapidus, Ph.D.